Historia, Mitología
Comments 10

Friné

“La belleza y la inteligencia de la hetera de Tespis (Beocia) llamada Mnesarete y apodada Friné (es decir ‘ranita’) le proporcionaron una vida resonante de popularidad social, riqueza e influencias. Los trazos de su vida que conocemos coinciden en confirmarlo. Ha sido especialmente recordada por su presencia estelar en fiestas públicas como las de Eleusis, por su voluntad en restaurar a su costa los daños causados por Alejandro el Magno en Tebas, por habérsele erigido una estatua áurea, y por intervenir en los círculos sociales y artísticos de Atenas, incluyendo posar como modelo de Apeles y Praxíteles para sus imágenes de Afrodita. La principal de las historias que la han hecho famosa se refiere a cuando fue acusada ante los jueces llamados heliastas (es decir ‘soleados’ por oír y sentenciar a la luz del día) de no creer en los dioses en los que Atenas tenía oficialmente fe, el mismo delito que había llevado a la muerte a Sócrates en 399 a.C. Se dice que si su amante (¿acaso también su kýrios?) el abogado ateniense Hiperides (389-322 a.C.) logró su absolución, fue más que con su discurso, hoy perdido pero sin duda brillante, con el golpe teatral de exhibir desnuda, inesperadamente, a su cliente ante el tribunal.”

Jean-Léon Gérôme (1824-1904). Phryné devant l’Aréopage (1861). Óleo sobre lienzo. 80 x 128 cm. Kunsthalle Hamburg

El texto pertenece a un Discurso de José Manuel Pérez-Prendes Muñoz-Arraco ante la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, de Málaga, que se puede leer completo en el siguiente enlace:

El mito de Friné: nuevas perspectivas

La imagen de cabecera es obra del pintor polaco Henryk Siemiradzki, que allá por 1889 nos muestra a la hetaira Friné a punto de sumergirse desnuda en las aguas del Mediterráneo, celebrando las fiestas de Poseidón en Eleusis. Un baño que para mí quisiera ahora mismo. 😉

Anuncios
This entry was posted in: Historia, Mitología

por

Soy un curioso insaciable y aprendiz de todo, que ama la paz, la tranquilidad y disfrutar de las cosas sencillas de la vida con alegría. Si para eso hay que crearse una Arcadia particular, hela aquí... Y, por cierto, están todos invitados a compartirla conmigo.

10 Comments

  1. Conocía el de Gérôme pero no el de la cabecera, los dos muy bellos. Coincido: con este calor estaría a remojo como Friné la ranita, todo el día.
    Un fuerte abrazo (dejando pasar el aire, por aquello de las lipotimias)…

    Le gusta a 1 persona

    • Verdad que sí, Bárbara. Apetece estar todo el día en remojo… Incluso escribir como la maravillosa Agatha Christie, en la bañera. Aunque no me atrevo, no vaya a ser que me pasara como a Lizzie Siddal posando para Ofelia. Mejor un chapuzón de vez en cuando… y al aire.
      El cuadro de Siemiradzki es una auténtica delicia, como todos los suyos prácticamente.
      Por la lipotimia no te preocupes, querida. Con lo que aprendí en un curso de primeros auxilios te dejaría suavemente en el suelo y, si acaso, levantaría las piernas para ayudar a la circulación sanguínea… Habitualmente, la recuperación es rápida, y luego te invitaría a tomar algo fresquito. 😉

      Le gusta a 1 persona

    • Con mucho gusto querida Rosa. Mis manos son para la circulación mejor que el ajo… y huelen también mucho mejor, te lo prometo. Lo que sea… para que te sientas a gusto y contenta. 😉
      Un besito (que también es muy bueno para la circulación).

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s